Ediciones Inicio Quiénes somos Revista Alkaid Proyectos Eventos Servicios Tienda Enlaces
EL NÚMERO 20 DE ALKAID ESTÁ EN LA CALLE DESDE EL 1 DE JUNIO (pinche este enlace)
        NUEVO SERVICIO: APLICACIONES S.I.G. SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA (pinche este enlace)
                VISITE NUESTRA TIENDA ON-LINE. PUEDE PAGAR CON TARJETA DE CRÉDITO O PAYPAL (pinche este enlace)

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
01/Oct/2014, 20:14

 

Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: DÉCIMA / ESPINELA  (Leído 25495 veces)
Rosario Alonso
Usuario Héroe
*****
Mensajes: 788



WWW Email
« en: 18/Sep/2008, 11:07 »

Una décima es una estrofa constituida por 10 versos octosílabos.

La décima espinela o espinela, toma su nombre del poeta, novelista y músico Vicente Espinel, a finales del siglo XVI.

La contribución de Espinel fue fijar la estructura de rimas de la décima en ABBAACCDDC. La rima es consonante y  sólo puede haber pausas después de los versos pares, particularmente después del cuarto.


Ejemplos:


Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
"¿Habrá otro -entre sí decía-
más pobre y triste que yo?"
Y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó

Pedro Calderón de la Barca, La vida es sueño, siglo XVII



Volver a los diecisiete
después de vivir un siglo
es como descifrar signos
sin ser sabio competente.
Volver a ser de repente
tan frágil como un segundo.
Volver a sentir profundo
como un niño frente a Dios.
Eso es lo que siento yo
en este instante fecundo

Violeta Parra, Volver a los diecisiete, 1966
...........................................................................................

Vicente Espinel, español. ( 1551-1624)
Poeta, novelista y músico.
Como poeta inventó la Espinela,
como músico le añadió la quinta cuerda a la guitarra.
Autor de la novela:
Vida del escudero Marcos de Obregón
« Última modificación: 13/Abr/2009, 16:23 por Pilar Iglesias de la Torre » En línea
Rafa Pardo
Administrador
Usuario Héroe
*****
Mensajes: 4271



WWW
« Respuesta #1 en: 18/Sep/2008, 12:07 »

Ay Rosario... me has hecho volver a la infancia, a mi segundo de bachiller (creo que equivalía al antiguo 6º de EGB).... porque de Vicente Espinel solo sabía el parrafito ése que has puesto al final : ".... y añadió la quinta cuerda a la guitarra"
Besos
En línea

Rosario Alonso
Usuario Héroe
*****
Mensajes: 788



WWW Email
« Respuesta #2 en: 21/Sep/2008, 19:37 »

Bueno, pues me alegra haberte aportado algo. Gracias por tus palabras.

Un beso
En línea
Santiago Redondo Vega
Usuario Sr.
****
Mensajes: 187



Email
« Respuesta #3 en: 27/Sep/2008, 13:41 »

Gracias Rosario por traernos el ámbito de la décima o espinela.

A mí, que me gusta subirme a todos los carros, a los líricos quiero decir, se me ocurre dejar tres décimas -de fiebre alta- con un tema común y sempiterno para hombres y poetas: la muerte.

SE NOS HELARÁN LOS VERSOS

Se nos helarán los versos
entre féretros convulsos
y nos temblarán los pulsos
en muerte y silencio inmersos.
Pero siempre habrá universos
donde, entre poetas, moren
las rimas con que enamoren
perdidamente y lo griten,
antes que se desgañiten
los poemas que les lloren.

Santiago Redondo Vega 23/09/08



CENA DE MUERTE

Mirando estoy fijamente
los ojos con que me acechas,
por esas calles estrechas
donde mora el subconsciente.
Y no soy menos valiente
por eso –muerte- que tú,
que ante Dios o Belzebú
cenaremos enseguida
-yo de muerte, tú de vida-
platos del mismo menú.

Santiago Redondo Vega 24/09/08


EL TIEMPO NOS ARREBATA

El tiempo nos arrebata
la vida a cada segundo
para alimentar al mundo
de la muerte que nos mata.
Y queda por insensata
toda ingenua criatura
que no asuma por segura
la ley de entregar su vida
para que en otra nacida
muera una vida futura.

Santiago Redondo Vega 26/09/08





« Última modificación: 27/Sep/2008, 14:10 por Santiago Redondo Vega » En línea

Rosario Alonso
Usuario Héroe
*****
Mensajes: 788



WWW Email
« Respuesta #4 en: 28/Sep/2008, 10:37 »

Santiago, me quito el sombrero ante tu maestría. Una de las cosas que más cuesta en los poemas clásicos es lograr el equilibrio sin que queden  los versos encajonados,  ni la rima forzada. Tu sales airoso de ambas premisas. Te felcito me han gustado mucho

Un beso
En línea
Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a:  

Powered by SMF 1.1.5 | SMF © 2006-2008, Simple Machines LLC
Absado v2 by Fakdordes.
  Contacto Normas del portal Aviso legal  


© Alkaid Ediciones